Reflejos Primitivos

194H-1

 

 

Para diagnosticar y desarrollar cualquier tratamiento, es necesario valorar el desarrollo motor del paciente.

El desarrollo motor durante el primer año de vida es el aprendizaje más importante. Los reflejos primitivos son la primera fase del desarrollo motor y se tienen que ir integrando en este desarrollo. Si el niño no desarrolla el control automático del equilibrio y de las habilidades motoras, muchos otros aspectos del aprendizaje pueden verse afectados negativamente.

 

Desarrollo Motor y Reflejos Primitivos

Si ha habido algún escalón del desarrollo motor que se ha saltado o alguno que no se ha completado correctamente, debemos empezar a tratarlo.

Características clave del desarrollo motor en un bebé hasta los 24 meses.

No todos los bebés tienen el mismo ritmo en el desarrollo motor, pero sí que hay una serie de características clave de este en los primeros 24 meses de vida.

Recién Nacido: es capaz de mirar bien, pero su alcance es muy pequeño (entre 15 y 20 centímetros). No puede enfocar, mira directamente a los ojos y debemos entrar en su campo de visión. Ya es capaz de mover y estirar los brazos, además de gesticular.

1 mes: el bebé puede enfocar objetos a 25 centímetros de distancia. Aún no tiene la persistencia del reflejo de prensión, es decir, ya no cierra los puños cuando algo le estimula en la palma. Todos los músculos son más fuertes, todavía se le cae la cabeza hacia atrás. Puede distinguir entre la luz y la oscuridad pero todavía no es capaz de diferenciar los colores.

2 meses: ya puede levantar la cabeza durante más tiempo cuando está acostado boca abajo y mantener la cabeza recta un tiempo.

3 meses: puede utilizar sus brazos como apoyo cuando está tumbado boca abajo y también puede levantar totalmente la cabeza. Empieza a sentarse con la cabeza alineada al cuerpo.

4 meses: es capaz de mantenerse sentado. Controla perfectamente su cabeza y mira a ambos lados.

5 meses: aumenta la fuerza que el bebé tiene en sus extremidades.

6 meses : utiliza los miembros para moverse, rodando hacia atrás y adelante. Se pasa objetos de una mano a la otra y mejora su coordinación óculo-manual.

8 meses : tiene más fuerza y control sobre sus movimientos musculares. Su curiosidad aumenta y no para de interesarse por todo lo que tiene a su alrededor.

10 meses: se sienta sin ayuda y por decisión propia. Puede gatear y caminar agarrándose a las cosas. Aunque no todos los bebés gatean a esta edad, tienen la capacidad para hacerlo.

12 meses: empieza a caminar agarrado de la mano.

14 meses: es capaz de dar sus primeros pasos y caminar distancias cortas. Todavía necesita ayuda para poder levantarse.

16 meses: el bebé ya camina, se sienta y se levanta cuando quiere. Sube las escaleras con el mismo pie.

18 meses: se establece el equilibrio, por lo que ya empieza a correr, caminar y saltar hacia atrás. Lo hace con los dos pies.

24 meses: sube escaleras sin ayuda. Puede caminar cambiando de dirección, correr y parar de repente.

desarrollo-motor-y-vision

 

Más información:    reflejos-primitivos-valladolid-visus